Utilizar correctamente los sistemas de retención infantil, mantener a los niños en un lugar seguro en el caso de una avería en carretera, o transmitirles tranquilidad en caso de siniestro son algunas de las principales recomendaciones con bebés o niños a bordo se cansan, se aburren, cantan, ríen, lloran, necesitan parar…

El comportamiento de los niños en carretera difiere poco de lo que harían en un día normal, pero concentrado en los pocos metros de nuestro coche.

Viajar con niños exige no dejar ningún detalle al azar, por mínimo que sea. Y aquí no se puede escatimar porque está en juego proteger la vida de los que más queremos. Pincha aquí para escuchar la entrevista.